Los peligros del YIELD

Hola de nuevo. Volvemos después de una 'pequeña' parada del blog con un tema que siempre me ha gustado que es origen de múltiples debates y alguna que otra discusión. Nuestro querido YIELD.

El YIELD es una de las medibles más utilizadas e incluso para muchos, el sanctasanctórum del mundo de las apuestas. Supongo que la mayoría habrá oído hablar alguna vez sobre ella y sabrá que su cálculo se realiza de la siguiente forma:

Yield = Beneficios / Cantidad total invertida.

Normalmente el resultado de este cociente se expresa en % y representaría al porcentaje de beneficios obtenidos por cada unidad apostada. Es decir que, si vemos que alguien tiene un YIELD del 5% lo que nos está indicando es que por cada 100 uds apostadas ha obtenido un beneficio de 5.

La interpretación, como puede verse, no es demasiado complicada pero su uso como variable para comparar la efectividad entre tipsters tiene alguna que otra pega. Si fuese una variable robusta permitiría establecer un criterio objetivo para la clasificación de TIPSTERS o para evaluar los resultados de nuestras estrategias de apuestas, pero esto, como veremos más adelante, esto no es así. Reduciendo a un solo número tanto cuotas, como cantidades apostadas y número de aciertos, se consigue tener una visión más sencilla de los resultados pero, por el contrario, se produce una degeneración en la información. Vamos a verlo con un ejemplo.

Supongamos que hemos hecho el seguimiento de dos tipsters durante 10 apuestas, y el primero de ellos ha obtenido un Yield de 9.0% mientras que el segundo lo ha mejorado y ha llegado al 11.0%. Los dos son unos valores buenísimos y si nos guiamos exclusivamente por el Yield deberíamos decir que el tipster 2 'es mejor' que el tipster 1. Según este cálculo, su sistema de apuestas genera mejores resultados, en teoría. Pero, ¿es esto realmente cierto?. Comprobemos que ha sucedido:

Analizamos más detalladamente los resultados de cada uno, para ver que factor de los tres (las cuotas, el stake y  el porcentaje de aciertos) influye en esta diferencia .

En primer lugar vemos que ambos han apostado a eventos Over/Under que se pagaban a cuota 1.9 en los dos casos, con lo que parece que las cuotas no han sido la fuente de variación para el Yield.

En cuanto al segundo factor, la gestión del bank (stake o cantidad apostada en cada apuesta), ambos han optado por una gestión de bank idéntica y han arriesgado un 10% de su capital en cada apuesta. Tampoco parece ser que la gestión del bank haya influido en el resultado del yield

Nos queda por último el % de aciertos de cada uno. Este, por eliminación, debe ser el factor determinante,  pero, vemos con asombro que ambos han acertado 6 de las 10 apuestas que han realizado, con lo que el porcentaje de aciertos tampoco debería ser un factor.

En resumen, dos tipsters, apostando a las mismas cuotas, con la misma gestión de bank y el mismo porcentaje de aciertos TIENEN DISTINTO YIELD!!. Y para aumentar más la intriga si cabe, puedo decir que HAN CONSEGUIDO EL MISMO BENEFICIO AL FINAL DE LAS 10 APUESTAS.

¿Como es posible?. Aquí os dejo los números:


La única diferencia entre un tipster y el otro ha sido EL ORDEN EN EL QUE SE HAN IDO ALTERNADO FALLOS Y ACIERTOS.

Pero la cosa no queda ahí, si cambiamos la gestion del bank y optamos por un stake plano de 0.71 uds. obtendremos para cualquiera de ellos el mismo beneficio final (dejo el cálculo para el ávido lector) pero ahora el YIELD ha subido al 14% y además en este caso el YIELD es constante e independiente del orden en el que se han ido produciendo los fallos y aciertos.

Todos estos motivos hacen que el YIELD para mi sea una variable secundaria para el análisis de estrategias de apuestas. Si la única información que tengo es el propio valor, no le suelo dar demasiada importancia, me sirve únicamente para saber que la estrategia puede ser viable, pero nada más. Si lo que pretendo es estudiar varias estrategias de apuestas lo primero que hago es calcular el YIELD con una estrategia de STAKE PLANO, así elimino la influencia de la distribución de aciertos. En estas circunstancias el YIELD ya me resulta de mayor utilidad.

Con este artículo no pretendo desterrar al YIELD como medible, sino dar a entender que no es oro todo lo que reluce entrono a él. y que hay que tener Mucho Ojo con el YIELD, con su cálculo y mucho más ojo todavía con su interpretación.

2 Comentarios:

Aeroxondo dijo...

Increíble no me lo habría imaginado. Un placer leerte de nuevo ;)

Buzjss dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Si, son los problemas que tienen los resumenes de datos. Espero seguir viéndote por aquí.