El Abuso de la Probabilidad

Tras las primeras definiciones sobre probabilidad y la primera de las fórmulas que hemos publicado, realizo una pequeña advertencia a quien trate de ir aplicándola para cerrar sus pronósticos. Más importante aún que el conocimiento de las reglas de la estadística y de las funciones matemáticas que emplearemos en un futuro es la aplicación del sentido común en el tratamiento de los datos.

Puede parecer extraordinariamente sencillo obtener la probabilidad de que cierto suceso se produzca dentro de los procesos azarosos cotidianos como lanzar una moneda (50 % de probabilidad de que salga o cruz), tirar un dado (16,66 % de que salga un número) o sacar una carta de una baraja española (2,5 % de probabilidad). Sin embargo, resulta mucho más difícil y casi siempre subjetivo (salvo con el manejo metódico y exhaustivo de tablas clasificatorias, datos de goles, o de tendencias), cuando tratamos de trasladar la teoría de las probabilidades al mundo deportivo y más concretamente a las apuestas.

Tuve no hace mucho una discusión con un forero de una de tantas webs que se estilan respecto a la materia, pues en un partido de cuotas desproporcionas con un claro favorito, sugirió que la probabilidad de que perdiera era del 33,33 % ya que los resultados que pueden darse en un partido de fútbol eran únicamente 1-X-2. Yo le advertí del peligro de tratar tan ligeramente esos datos, puesto que eso (llevado al absurdo) podría sugerirnos que tenemos un 50,00 % de probabilidades de acertar una quiniela de 15, ya que se pueden dar sólo dos resultados, o lo acierto o no lo acierto.

Como moraleja debemos ser ciertamente prudentes a la hora de ponderar las opciones reales de nuestras apuestas, y no por aplicar una fórmula vamos a obtener mejores resultados, sino por aplicarla correctamente.

De hecho, la estadística, debería ponerse a nuestro servicio como un instrumento útil y no en nuestra contra resultando ser un "Rasputin" de consecuencias perversas para nuestros intereses. Por tanto, tomemos las precauciones debidas a la hora del tratamiento de los datos para que las conclusiones a las que nos lleven tengan cierta validez y no se convierta en un puzzle al que le faltan piezas.

3 Comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es un coñazo. Queremos el tomate que nos prometiste, por lo visto hay gente sin palabra.

Buzjss dijo...

Tranquilo hombre, que has publicado el comentario justo cuando estaba creando la entrada. No seais tan impacientes que el dia, al menos para mi, tiene 24 horas solo. Respecto a la entrada, pues me parece de lo mas interesante y en linea con las que se van a publicar en el blog, porque las entradas tomate, las dejo para otros. En este blog se acabarán después de esta.

Un saludo

Baldani dijo...

Un poco coñazo sí que es, pero llamándose el blog Estadística y Apuestas Deportivas, igual esperabas que hablara del Imperio Hitita y sus dioses o mejor aún de las vacaciones de Ana Obregón que seguro son más divertidas que una entrada del otro tipo.